27 feb. 2013

El horno está que arde

Queremos comunicar que Pollo L está de tan mal humor (porque sin querer ha roto la pantalla de su imac) que no se siente capacitada para escribir la entrada que tocaba esta semana y que pospondrá para, palabras textuales:
- ¡Cuando me dé la real gana!

Por precaución no os acerquéis demasiado a ella, perdonad las molestias xD



18 feb. 2013

Chicken Little

En la primera entrada del blog hicimos una presentación de los pollos que viven en el horno Pollo G y Pollo L, pero en el horno también hay dos pequeños polluelos:
Chicken P y Chicken M.
Para que los conozcáis mejor os explicaremos algunos de sus secretos más íntimos... empezamos por Chicken P!

Chicken P es Prince Michael un Exotico muy... exótico de Pollo G

Le gusta: 
dormir, dormir, dormir, comer, hacerse el ninja (es experto en esconderse en los lugares más extraños, como entre el sofá y la pared, detrás de la lavadora...), maullar en tono paloma, jugar con sillas invisibles (le gustaba mucho jugar con un taburete transparente del baño, a fin de que pudiera jugar más rato, lo trasladamos al comedor, pero él siguió jugando en el baño como si aun estuviera allí...) rascar mucho rato la arena del cajón -MUCHO rato-, mirar por la ventana, afilarse las uñas en las sillas, desayunar el sábado por la mañana en la cama con Pollo G, lamer las orejas de Chicken M, jugar con las aplicaciones del iPad, meterse dentro de los cajones, armarios, estanterías... en definitiva, le debe gustar guardarse. También le gustan mucho los mimos pero de forma dosificada y es mundialmente reconocido por sus saltos, que dan nombre a la expresión "salto de Prince".

Chicken M es Miso, un gatito blanco y negro un poco, como lo diríamos... hmm ¿especial?



Le gusta: 
dormir, dormir, dormir, los mimos, más mimos, ahora en la barriga, nono mejor detrás de la oreja, ahí, justo ahí *ronroneo*. Perseguir a Prince, morder a Prince, jugar con Prince, molestar a Prince, afilarse las uñas en la pared, COMER (celo, lo que hay en tu plato, lo que hay en mi plato, lo del plato del vecino, pelusas, lo que cae al suelo, latitas de atún, pavo, pan...), estrenar la arena nada más que se la cambias, romper todas las tazas de Pollo G, usar la manta eléctrica de Pollo G, hablar (sobretodo por la mañana, dedica muchos soliloquios al primero que se levanta), perseguir el puntero por la pantalla del ordenador, perseguir las luces que se reflejan en la pared, jugar con las aplicaciones del iPad (aunque es un poco bruto), morder cualquier cosa, mirar muy atentamente a los pollos mientras se secan el pelo, subirse por todas partes, meterse en medio de cualquier cosa que estés haciendo, robar el papel del lavabo cuando no miras y destrozarlo, beber del grifo...

Estos son los datos básicos para conocer las personalidades de Chicken M y P, pero en próximas entradas detallaremos mejor algunas de sus ¡mundialmente conocidas hazañas!
Y vosotros ¿tenéis polluelos en casa? 
¿también tienen manías un tanto especiales? 
¡queremos saberlo todo!

5 feb. 2013

One Pound Pollo

Pollo G lo adelantaba en su presentación cuando mencionaba que una de las cosas que más le gustan son los reallities. Yo por reallity entendía Gran Hermano y Operación Triunfo por lo que no estaba muy abierta al tema... peeero hay vida más allá de estos programas, por ejemplo fuimos fieles seguidoras de Masterchef con Gordon Ramsey, además lo veíamos al mediodía, con lo que comparar los platos que nos hacíamos nosotras con lo que salía en el programa era maravilloso (no).

Si masterchef nos acompañaba al mediodía, por la noche tocaba Supersize vs Superskinny, que aunque a primera vista pueda parecer un poco frívolo, al final nos acabábamos emocionando con todas las personas que hacían un esfuerzo increíble por superar sus problemas y convertirse en mejores personas.

Y saltando de video en video (porque todos los programas los vemos en Youtube) hemos acabado en lugares surrealistas, porque ya se sabe... empiezas por masterchef y acabas en:

One poooound fiiiiiish–!!



También aprendimos mucho de nuestra cosmología con El Guardian de las Estrellas


Además de prometernos no coger jamás un ascensor


Y Paul McCartney nos enseñó a bailar Para Para...

Creo que tenemos un súper poder sólo otorgado a los pollos más avanzados, encontrar lo más surrealista que hay por Youtube...

Más en próximas entregas...¡no os mováis del horno!